Según la Asociación de Estaciones de Servicio británica, el pasado día 27/09/2021, de las cerca de 8.000 estaciones de servicio británicas, 5.500 estaban «fuera de servicio» (lamentablemente, no es un juego de palabras).

Es un ejemplo de fallo en el suministro que, conforme pasa el tiempo, afecta a más y más gente, requiriendo del uso de medidas especiales para solucionarlo temporalmente. ¿Qué elementos están implicados en este problema? Principalmente dos, el comercio y el transporte. Los combustibles, al ser productos sometidos a impuestos (aprox un 20% o unos 58 peniques en UK/ litro de combustible…cerca de un 50% en España) están limitados en su distribución, dentro de las redes de estaciones de servicio, quienes a su vez dependen de las plataformas logísticas que permiten la entrada de combustible transportado por vía marítima en grandes buques petroleros y distribuido a cada estación mediante una gran flota de camiones.
hasta aquí un repaso de un problema del que todos estamos hablando, pero ¿Qué sentido tiene hablar de fallos en el suministro de combustibles fósiles en un post de full&fast, si estamos enfocados 100% a la movilidad eléctrica?

Sencillo. En un futuro no muy lejano, los problemas de acceso a la energía no estarán condicionados por un mercado concentrado en unos pocos suministradores, dependiente de una compleja red logística, y limitado por la existencia de fronteras físicas.

La gran ventaja de la movilidad eléctrica, además de aumentar nuestra calidad de vida al reducir la emisión de contaminantes, es que la energía necesaria no dependerá de complejas plataformas de distribución, ni necesitará de grandes instalaciones portuarias para recibirla y procesarla. Su uso podrá garantizarse a nivel particular con el autoconsumo y la implantación de estructuras de GRIDs de energía eficientes, a niveles particular y local. Con este planteamiento el actual estado de ansiedad y pánico generado por el simple rumor de que las estaciones de servicio se puedan quedar sin suministro, desaparecería automáticamente en el momento en que la movilidad pueda beneficiarse de cualquier fuente de energía renovable.