Asistencia en carretera con full&fast

por | Ago 9, 2021 | Movilidad eléctrica | 0 Comentarios

Los usuarios de vehículos eléctricos planifican sus rutas, basándose en la autonomía en kilómetros de sus baterías. Viajando “de punto a punto de recarga” y guardando un margen de batería por seguridad… Unos kilómetros más, por si acaso.

Lo que no nos paramos a pensar es que, un imprevisto, un atasco, un desvío no planificado de la ruta, puede hacer que nuestra tranquilidad traducida en margen de kilómetros, nuestro “por si acaso” puede venirse abajo en cualquiera de las circunstancias anteriores.

¿Qué hacemos? Hasta ahora, la única solución que nos ofrecían era esperar a la grúa de asistencia que, tiene que llevar nuestro vehículo eléctrico hasta un punto de recarga, disponible y recargar durante el tiempo necesario para que la batería nos garantice llegar al destino, o a un nuevo punto de recarga en nuestra ruta.

¿Y mientras tanto? Los ocupantes del vehículo necesitan desplazarse, bien al punto de recarga donde le espera su “hambriento transporte”, o a un lugar convenido donde se lo entreguen. Y a partir de ahí, con alguna que otra hora de retraso, seguir viaje.

¿Estamos de verdad en el siglo XXI? Ante la posible respuesta de que alguien se plantee que la solución podría ser un grupo electrógeno diésel transportado en la grúa. ¿De verdad puede suministrarnos la energía de forma tan rápida y constante como necesita nuestro vehículo? Eso pasando por alto que, como usuarios de una energía limpia, estemos revolviéndonos por dentro por el hecho de ver una nube más de humo al querer recargar la batería de nuestro coche.

Los sistemas de recarga móvil son más eficaces, más fáciles y más seguros para nuestro vehículo y, sí, mucho más respetuosos con el medio ambiente…que a fin de cuentas nos interesa a todos.

Artículos relacionados